Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas con la etiqueta Magallanes

Adoración

Tus manos presurosas se afanaron y luego, Como un montón de sombra, cayó el traje a tus pies, Y confiadamente, con divino sosiego, Surgió ante mí tu virgen y suave desnudez. Tu cuerpo fino, elástico, su esbelta gracia erguía. Eras en la penumbra como una claridad. En un cálido velo, que toda te envolvía, La inefable dulzura de tu serenidad. Con el alma en los ojos te contemplé extasiado. Fui a pronunciar tu nombre y me quedé sin voz… Y por mi ser entero pasó un temblor sagrado, Como si en ti, desnuda, se me mostrara Dios. Manuel Magallanes Moure .

Dice él.

Le pedí una mirada, y al mirarme Brillaba en sus pupilas la piedad, Y sus ojos parece que decían: ¡No puedo darte más!

Ella dice.

Sus ojos suplicantes me pidieron Una tierna mirada, y por piedad Mis ojos se posaron en los suyos… Pero él dijo: ¡más!

Sé nuestro amigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *