Ir al contenido principal

¿Para quién es el porno?

La pornografía es una industria al alcance de todos, desde publicaciones que encontramos diariamente en los periódicos en el metro, puestos de revistas, puestos exclusivos de películas sobre Av. Insurgentes y, debo admitir que nunca conocí más categorías de películas pornográficas hasta que trabajé en un cibercafé, donde, además de ver el contenido buscado en las pantallas de aquellos que solicitaban alguna asesoría con la computadora o quienes gustaban de pasarse de listos con los chicos y chicas jóvenes que laboraban en el lugar –de ahí el chiste local de que en el cibercafé ofrecíamos el servicio de la mano amiga-, también hubo ocasiones en que debía entregar impresiones de fotografías de mujeres con un cuerpo alterado de manera grotesca, en una posición completamente abierta y poco natural, desnudas y exponiendo su sexo para la satisfacción del espectador. Incluso como broma hicimos una señalización usando estas imágenes para que los clientes se guiaran en el establecimiento, he de resaltar que funcionó mejor que otros letreros.

La Pornografía.

Es uno de los contenidos más buscados en internet y gracias a este medio ha crecido en gran medida, es más accesible para cualquier persona con un dispositivo con conexión wi-fi, incluidos menores de edad. Es una industria que satisface las necesidades de la mayoría de las personas que consumen este producto, sin embargo, por muchos años no alcanzó al público femenino, quienes aun teniendo el morbo de ver pornografía no se sentían atrapadas por el material presentado, más bien se buscaba como una forma de educación para satisfacer a la pareja –Si le gusta tanto verlo, debería hacerlo así para él-.

Más los tiempos cambian, y las mujeres que antes buscaban respuestas en la pornografía se convirtieron en críticas del contenido, comenzaron a tener preferencias por los géneros que les parecían más satisfactorios: en primer lugar, el porno lésbico y gay, debido a que tenía matices más suaves y fáciles de digerir para las mujeres ya que, en su mayoría, transmite un mensaje considerado misógino debido al trato que se le da a las actrices ante la cámara y ciertas prácticas que muchas mujeres no consentirían en su intimidad tan fácilmente.

Pero surgieron las emprendedoras que decidieron que nos les gustaba nada de lo que veían, entre ellas Candida Royalle (1950-2015) actriz porno y directora de 17 filmes, quien con su visión feminista de la industria pornográfica decidió dirigir películas que no fomentaran la misoginia y la adoración al miembro masculino.  Fundó Femme Productions en 1984 y generó títulos como: Femme (1984), A taste of Ambrosía (1987), Eyes of Desire (1998) y Eyes of Desire 2 (1999).

Entre las directoras más recientes, Erika Lust, quien en 2004 lanzaría The good girl y ahora maneja el proyecto XConffessions que se basa en las fantasías de quienes las comparten en su blog, pretende revolucionar a la industria pornográfica mediante la inclusión de las técnicas y el lenguaje cinematográfico, más que las cintas exageradas y amateur que se consumen en línea diariamente. Considera que, si en las películas se transmite la fantasía mediante el juego de luces y las tomas adecuadas, también la fantasía de las películas XXX debería tener esa perspectiva. También declara que hoy, la pornografía es un método educativo para los más jóvenes y quiere que su trabajo transmita la ética que se debe tener en las relaciones reales.



Con la nueva ola del feminismo el soft porn ha tenido un despegue entre las consumidoras, quienes ya no tienen que adaptarse a los estereotipos del porno convencional, pueden ver historias más completas y un mayor esfuerzo en la fotografía sin quitarle naturalidad al acto. Ha desenmascarado la actividad de ver porno para muchas mujeres, reduce la tensión que se provocaba al ver a mujeres exuberantes haciendo cosas que nunca se han imaginado hacer, desinhibe a las espectadoras y les enseña que también pueden tomar el control de la situación y sentir placer sin dejar de gustarle a su pareja. ¿Será que las mujeres podrán cambiar por completo el mundo de la pornografía?



Comentarios

Sé nuestro amigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts

La pornografía en México. Espacios en la historia.

El consumo de la pornografía se ha vuelto un tema sensible a nivel mundial, su consumo en exceso puede ser considerado un comportamiento sexual compulsivo según la OMS . Sin embargo, no deja de ser una de las industrias más grandes con al menos tres millones de usuarios que pagan por este contenido en todo el mundo. Fotografías, pintura, esculturas, libros ilustrados y llamadas telefónicas son expresiones alternativas de la pornografía. Expresiones que traspasan del erotismo a la exposición explícita del acto sexual con el simple propósito de provocar excitación y placer. Ahora bajo una nueva ola de apertura sexual, exploración y descubrimiento, se vuelve a incluir el consumo de pornografía como un medio de referencia para la educación sexual de los jóvenes, enfrentando los tabúes y conflictos sociales que trae consigo el mismo contenido. Leer también: ¿Para quien es el porno? Se podría pensar que los clips pornográficos en México son cosa muy nueva, sin embargo, desde tiempos anteri

Nuevo

Abrimos tienda ONLINE Conoce los productos que tenemos disponibles. Continúa descubriendo tu cuerpo y el de tu pareja, atrévete a experimentar nuevas sensaciones con los juguetes que tenemos para ti.   Cerdito estimulador de clítoris $463.00 Masturbador SelfLove Pulpo $511.00 Vibrador portátil 3 cabezas $296.00 Vibrador doble - clítoris y punto G $1,677.00 Succionador y Vibrador para clítoris $945 EroKit $396.00

Ventajas de la auto exploración

Muchas personas adultas aún no se reconcilian con su Yo sexual , les cuesta aceptar abiertamente esta parte de su identidad y su fisiología, por lo mismo, el aprendizaje al respecto se entorpece, a veces afectando algunos rasgos en nuestro carácter. Debemos saber que la sexualidad es una parte fundamental de nuestra personalidad y por lo tanto se desarrolla a lo largo de nuestra vida y también cambia. Comúnmente nos avergonzamos al querer empezar a descubrir esta parte de nosotros, las mujeres en su mayoría, ya que el hombre ha tenido menos restricciones en cuanto a la auto exploración, pero es momento de sentirnos tranquilos y abrazar la sexualidad en nosotros, está presente en el cuerpo todo el tiempo, se manifiesta en el lenguaje, en nuestras relaciones, en los medios de comunicación y en el plan de vida que nos hemos forjado. Por lo tanto, hay que admitir que las preguntas y la auto exploración son algo normal y completamente necesario. Habrá que aprender nuevamente a descubri