Ir al contenido principal

Alicia en el país de las porquerías.

Alicia
La dulce niña
En la penumbra de su cuarto
Se contempla al espejo desnuda
Mientras disgrega su deseo
En la metamorfosis de la masturbación.


El oscuro lado del espejo no miente
No mienten sus manos frotando
Sus nacientes senos pequeños
Ni mienten sus piernas que escurren
Los efluvios de su interior.

El vértice de su sexo
Es un nido de mariposas.

Alicia perdió la inocencia
Una noche tranquila
En que soñaba con sátiros que revoloteaban
Como aves de rapiña en el país del estupro
Y después lloró noches y días
Bajo las mandrágoras y las lluvias
Hasta que sus ojos turquesa
Se exprimieron de luz.

Alicia en el país de las porquerías
Esboza una amplia sonrisa perversa
Y observa su imagen desnuda
Tatuada de estrellas fugaces
Tras el umbral de la oscuridad.

Entonces

Su delgado cuerpo
Se transforma en un recinto
De inmensas floraciones nocturnas
Que iluminan el extremo procaz del sueño.

Alicia no duerme
Tan sólo se contempla
Frente al lado oscuro del espejo
Mientras toca los vértices
De su cuerpo satinado de luna.
Francisco Jaymes
Los demonios de la carne [Poemas selectos]
Vanguardia Editores.



Comentarios

Buy me a drink

Buy me a drink
Buy me a drink

Entradas más populares de este blog

Deseo tras la puerta.

En algún momento lo había escuchado, definitivamente esa era, pero en su memoria no había rostro para esa voz. Había escuchado las palabras más hermosas impregnadas en ese sonido. La marca de un desconocido grabada en sus recuerdos. Con cada frase la hacía sentir un calor viril que la seducía, imaginaba cómo la tomaba por la cintura, y la atraía hacia sí. Miró a todos lados, acalorada buscó un asiento cerca de donde provenía el sonido. La imagen volvía a su cabeza, lo vio acercándose y llevarla a un sitio privado él había empezado a acariciar sus glúteos, su mano entera se posó amoldándose a la curvatura y presionó, soltó un ligero suspiro de satisfacción más no se dejó llevar por la excitación. Sonrió y sin ningún aviso metió su mano entre sus glúteos y masajeó suavemente, dando ligeros pellizcos entre sus piernas, le agradaba el sonido de la respiración de la chica agitándose, paró por un momento y le dio una ligera nalgada.  Mientras ella disuadía la confusión y aceptaba s

Ventajas de la auto exploración

Muchas personas adultas aún no se reconcilian con su Yo sexual , les cuesta aceptar abiertamente esta parte de su identidad y su fisiología, por lo mismo, el aprendizaje al respecto se entorpece, a veces afectando algunos rasgos en nuestro carácter. Debemos saber que la sexualidad es una parte fundamental de nuestra personalidad y por lo tanto se desarrolla a lo largo de nuestra vida y también cambia. Comúnmente nos avergonzamos al querer empezar a descubrir esta parte de nosotros, las mujeres en su mayoría, ya que el hombre ha tenido menos restricciones en cuanto a la auto exploración, pero es momento de sentirnos tranquilos y abrazar la sexualidad en nosotros, está presente en el cuerpo todo el tiempo, se manifiesta en el lenguaje, en nuestras relaciones, en los medios de comunicación y en el plan de vida que nos hemos forjado. Por lo tanto, hay que admitir que las preguntas y la auto exploración son algo normal y completamente necesario. Habrá que aprender nuevamente a descubri

Sexualidad en pareja: Relaciones y consentimiento.

Las relaciones interpersonales son una necesidad básica humana, nos enseñan a convivir y formar parte de nuestra comunidad, todos cumplimos un rol como hombres y mujeres. Se nos designan determinadas tareas o características que nos vuelven funcionales  dentro de la sociedad. En la pareja también se nos ha instruido para cumplir un rol . Si hablamos de la pareja convencional, heterosexual, se dicta que el hombre debe proveer y la mujer debe atender y cuidar de la pareja y los hijos, el rol ha evolucionado y se ha ido modificando dependiendo las circunstancias . También se han designado tareas y comportamientos en la intimidad con la pareja . Se dice que la mujer debe ser sumisa y ceder o complacer ante las necesidades del hombre, se habla de que la demostración de apetito sexual es exclusiva del género masculino, cuando ya  se han desmentido tales afirmaciones . Para comenzar a romper con estos roles cada vez menos cómodos para nuestro estilo de vida, es necesario tener un conocimie